Campañas

Lili

En el año 2012 nuestra familia recibió el regalo más precioso que pudieramos recibir.  Bienvenimos a nuestra casa nuestra hija séptima quien adoptamos desde Bulgaria. Ella es un verdadero regalo y tesoro para nosotros. En enero del 2012 viajamos a la ciudad de Shoumen para que visitaramos por primera vez a nuestra guapa Lili. Con seis impacientes hermanos y hermanas en casa, volvimos después del con Lili que cambió nuestra vida. Mientras esperábamos impacientemente a que Lili viniera a nuestra familia, cada uno de nosotros se preparó de su manera. Ahora Lili es ´´una de nosotros´´ en todos los aspectos. Ella fue bienvenida con alegría y quería decirnos cada día lo mucho que nos amaba. Con frecuencia la gente dice que nuestros hijos adoptados tienen suerte, pero en realidad nosotros tenemos suerte. No hay nada en esta tierra que pueda compararse con la bendición que nos da cada hijo y  cuánto más tienes, más feliz estás. El amor no se puede dividir, pero con frecuencia se multiplica para hacernos más hermosos. Los búlgaros son una nación guapa y la gente es una de la más generosa y cuidadosa que conocemos. Esperamos que un día todos juntos visitemos el lugar natal de Lili. Gracias a Vesta para su franca dedicación a los niños en Bulgaria y sus esfuerzos a dar a cada menor la posibilidad de tener amor y familia.