Campañas

Medko

Fue un flechazo. La primera vez  que vi la foto de Midko fue tarde por la noche mediante un correo electrónico enviado por nuestra agencia de adopción. Estaba mirando su carita dulce y corrí a despertar a mi marido. Él vio su foto y leyó sus informes y empezamos a enviar correos electrónicos  y mensajes a nuestra agencia. El primer viaje a Bulgaria fue maravilloso y desgarrador.  Nos encantó el país y espe4ciamente nuestro guía en el país. Él hecho el viaje de 7 horas al orfanato de Midko un vuelo. Estábamos hablando todo el tiempo y aprendimos mucho sobre el país. Aun salvamos un tortuga de la carretera. Pasamos una semana con Midko y dejarlo fue una de las cosas más difíciles que habíamos hecho. Nos fuimos fuera del orfanato con lágrimas, escuchándolo llorando y gritando para nosotros. La magia sucedió en una semana. Midko aprendió que somos su mamá y papá y no podía entender por qué lo dejamos. Esperábamos 4 meses a recogerlo. Llevamos a Midko a casa en el año 2010, él no hablaba nada en inglés  y sabía unas cuantas palabras en búlgaro. Hoy es un niño que va a escuela a quien le gusta estudiar y jugar con sus compañeros de clase.